Bitácora de ti

El alba transcurre lenta, la aguda oscuridad se enclaustra en el silencio, sopesando cruel. Mis ojos se apoderan de ti, mis manos misteriosas recorren tu cuerpo ágil y perfecto, tácito y arado carente de tiempo y de memoria, mi boca intensa te busca bebiendo de las sales nominales de tu esencia, mi cuerpo se hace de las vibraciones incandescentes del laberinto de abrazos y caricias que provocan tus ganas
(Aquí el pasado a cada instante se vuelve aire y el presente siempre es futuro)

Tu cuerpo y su grandiosidad son perfectamente comparables con la inmensidad del mar enredado en lo lascivo de tu sexo, sometido a tu divinidad carente de olvido, preso del suave perfume a libertad que emana tu ser, erizando al alma en el camino sublime del ensimismamiento (el amor atraviesa todo limite careciendo de razón atravesando siglos)
Muriéndome al final, reposado en la grandilocuencia del remanso después de batallar, en donde se entremezclan las palabras y el amanecer.

2 comentarios:

Cyntia dijo...

Me gusta la capacidad de describir la esencia de lo que deseas transmitir,sigo en la gran batalla por mantener la cordura de las letras.saludos

maria dijo...

quien iba a decir javi! eras el mas terrible de la escuela y ahora todo un escritor! je. voy por el mismo camino. ya vas a leer lo que estoy escibiendo! baci baci.